Vaya Semana Santa con lluvia que hemos tenido. Menos mal que se alargan los días y el verano está a la vuelta de la esquina. Algunos de vosotros tendréis sitio para poner una piscina en el patio trasero, en el jardín o en la finquita.

Asi que un poco de información sobre las aternativas que ofrece el mercado os vendrá de rechupete.

Empecemos con los modelos de piscinas que ofrece el mercado.

El primero sería el que va encastrado en el suelo para lo que es necesaria una excavación previa. Esto supone hacer obra lo que encarece el producto.

Existen dos modelos para encastrar:

Uno sería el tradicional de hormigón y gresite. La ventaja que tiene este formato frente a cualquiera de los otros es que se puede hacer de cualquier tamaño y formas. Un ejemplo 5 × 3 m te sale por unos 10.600 €.


El segundo es una bañera de poliester con refuerzo de fibra de vidrio. Existen varios modelos tanto en forma y en tamaño y son rápidas de instalar, en solo 4 días tienes la piscina realizada y lista para disfrutar. Para que te hagas una idea una piscina de este tipo de 5’20 ×2,90 m iniciando con una profundidad de 1’20 m y terminando en 1’60 m te saldría por 9.700 €.


Los modelos de superficie, tienen la ventaja de que no se requiere obra de excavación y se construyen aún más rápidamente, te evitas la valla de alrededor pero para acceder a la bañera tendrás que subir unos escalones.

También te puede interesar:  Estampado geométrico en la pared

Las variantes aquí también son varias, de madera, de acero o plásticas.

Como es evidente las de acero o madera son las más resistentes pero también las más costosas. Por ejemplo una piscina de madera de 3’60 m de diámetro y 1’05 m de profundidad junto al kit de limpieza te podría salir por unos 4000 €. O una de acero de 6’10 × 3’75 × 1’32 m de hondo  que se monta en 8 horas junto con los filtros te saldría por unos 3000 €.

 

piscinas 

Como ves para elegir si la quieres o necesitas más grande o más pequeña. Luego hay que vestirla para tener un bonito charquito.


Mury, un beso