Hay muchas opciones de decoración que pueden ser perfectas para darle un aire diferente a tu casa, aunque también es cierto que no todo el mundo se atreve con determinados estilos y con algunas opciones decorativas. La idea que te proponemos es precisamente una de esas que no todo el mundo pondría en su casa, pero que puede funcionar muy bien y ponerle un toque muy a la moda a cualquier casa.

Se trata de crear un estilo oriental en una de las puertas de la casa. Lo ideal es que, si tienes jardín, sea en una de las puertas de acceso al exterior, ya que dentro de casa, a no ser que haya espacio y sea una zona luminosa, la idea puede acabar agobiando un poco.

Para crear este ambiente oriental, la idea es pintar la puerta en color rojo, combinando este original tono con unos tiradores en color dorado envejecido. Lo ideal es que estén labrados con detalles orientales, al estilo tibetano, y que se conviertan en los grandes protagonistas de la puerta, ya que se trata de un toque muy sofisticado.

Si además puedes colocar un arco un poco más adelantado con alguna cenefa o con detalles labrados, como es el caso de esta imagen, el resultado es todavía mucho más espectacular. Sin duda, el estilo oriental se puede adaptar de muchas maneras a la decoración de la casa, con ideas más discretas, otras más sofisticadas… Una de las ventajas de este tipo de decoración es que se trata de una tendencia que se mantiene de moda desde hace tiempo, y no pierde su vigencia, ya que es un estilo versátil y al que se puede dar mil vueltas.

También te puede interesar:  La domótica en nuestro hogar

¿Te animas a poner tu propio toque oriental en casa?

Foto de Casa Sugar