filtros-solares

Mantenerse aislado del calor del verano no es una misión imposible, pero si es algo costosa. Los aires acondicionados que climatizan nuestro hogar suelen consumir grandes cantidades de energía, y las boletas finalizan con costos sorprendentes.

Por eso hoy te traemos una solución diferente, que si bien no nos brinda tan perfectos resultados, sirve perfectamente para aislarnos de los sofocantes calores de esta época del año.

Mantener las ventanas abiertas es imprescindible para aprovechar la luz del día, pero también se convierte en una de las principales fuentes por la que el calor ingresa al hogar. Por ello la solución radicará allí. La idea se trata de colocar filtros solares en los cristales de las ventanas, estos se encargaran de desviar los rayos infrarrojos, que son quienes envían la energía que luego se transforma en calor.

Son una excelente solución, no impiden el paso de la luz y te permiten conservar una temperatura agradable en tu hogar.

También te puede interesar:  Luz e intimidad: cortinas a dos telas