Una vajilla muy sixties

En un momento como el actual en el que el vintage vive su esplendor, muchos elementos del hogar se adaptan a las modas nostálgicas. Desde las paredes, pasando por las cortinas o los complementos, quien más quien menos tiene en su hogar alguna pieza de raigambre antigua. Si nos gustan los años 60 hoy os presentamos una vajilla muy colorida con un aspecto alegremente sixties.

Los años 60 supusieron una revolución en muchos sentidos, quizás no fue para tanto como muchos de sus protagonistas esperaban, pero la realidad es que aquella década ha quedado en la memoria como unos años de despertar para toda una generación. La música, la ropa, las relaciones sociales vivieron un gran cambio que tuvo una gran trascendencia posterior. Son muchos los hippies que aun recuerdan con nostalgia aquellos tiempos del flower power, amor libre y demás.

Toda esa explosión de colores tuvo su evidente correlación en la moda, tanto textil como a nivel decorativo. Solo tenemos que recordar la época ye-ye en España, con sus flequillos y estampados imposibles. En la decoración fueron famosos también los papeles pintados de colores con tramas complejas en donde se jugaban con tonos de lo más variados y cierto gusto por los efectos ópticos.

Todo ello aparece en esta alegre vajilla que hoy os presentamos. En este ámbito hay una tendencia a renovar los conceptos clásicos con piezas con formas cada vez más originales y estilizadas. El plato redondo con flores ya no es la única opción. Sin embargo, para aquellos que no quieren ser demasiado contemporáneos esta vajilla sixties es una buena opción. Con un juego de tonos naranjas aplicados a unas formas circulares, podemos contar en casa con una vajilla muy nostálgica.

También te puede interesar:  Catálogo de IKEA para la Navidad de 2010 (Primera Parte)

Si eres de los que llevan un flequillo y sigue amando los Beatles por encima de todas las cosas, ya puedes tomarte tu desayuno continental en uno de estos platos sesenteros.