El uso de cojines en las habitaciones de los bebés es un tema importante. Si bien los cojines nos acompañarán durante la vida cumpliendo distintas funciones en los primeros meses de la vida es un tema del que tenemos que tener cierta información.

La esponjosidad de los cojines permite que el pequeño pueda dormir tranquilamente sin tener alteraciones, pero siempre que sean seguros para ellos. Los expertos señalan que los cojines unicamente deberán ser usados en los sueños cortos o en la siesta. Se aconseja que durante la noche no se usen, ni en los momentos en que no podemos estar vigilando al bebé.

Uso de cojines
Fuente: Ing Jorge

Si no vamos a estar vigilando su sueño lo mejor es dejar al pequeño acostado en un colcho plano que no tenga ningún tipo de cojín ya que al voltear su cuerpo pueden tomar una posición más peligrosa.

Cómo elegir un cojín para bebé

En primer logar deberemos elegir una buena cuna y un buen colchón para ella. Estos elementos es algo en lo que se debe invertir lo máximo posible, es preferible ahorrar en la decoración y en los complementos textiles y no en la calidad de la cuna y el colchón.

En las tiendas especializadas tendrás la posibilidad de elegir entre una gran variedad de cojines, en distintos precios y con ofertas que vale la pena aprovechar. Uno de los puntos en los que debemos pensar es si preferimos usar un cojín o una almohada, aunque ten en cuenta que muchas veces los cojines de posicionamiento pueden ser peligrosos para el bebé, ante cualquier duda recuerda siempre consultar con su médico.

También te puede interesar:  Original idea para restaurar un baúl de terraza

Elige los que sean más cómodos y seguros, de buen material, si tienen algún estilo que combine con el resto de la decoración mucho mejor.

Otro cojín que no puede faltar en la habitación de un bebé es el que usará la madre a la hora de darle de comer. En la etapa de la lactancia la espalda puede sufrir mucho, por eso debemos contar con un cojín especialmente diseñado para la lactancia.