Siempre es bueno recordar que la iluminación es un factor importante y necesario para tener en cuenta en la decoración Gracias a una correcta iluminación los ambientes se volverán más funcionales. Además de ayudar a crear una atmósfera grata acentuando los detalles que hayas elegido para tus estancias.

Usos de la luz natural y sus características

Cuando hablamos del uso de la luz natural nos referimos, puntualmente, a la que proviene del sol. Gracias a ella se obtiene una importante luminosidad que cambiará en relación al tamaño del espacio que se tenga para su ingreso. El ingreso de la luz natural a las estancias se da mediante las cortinas o equivalentes

Uso de la luz
Fuente: Marc

Además debemos saber que la luz natural de la mañana será más blanca y la del atardecer ira tomando un particular tono rojizo.

Características de la luz artificial

En muchos casos contar con una buena luz artificial será necesario, especialmente para las horas del día en que la luz natural desaparece. Es muy importante que se aprenda a usar de manera óptima los efectos generados por la luz artificial y usarlos a nuestro favor.

Un tipo de luz artificial del que no se habla mucho es la luz combustible, la misma se obtiene del fuego (lámparas de combustible, velas, lámparas de kerosene). Es una luz muy irregular que parpadea continuamente, por eso sólo deberá usarse como decoración, evitando ser usada para trabajar o leer. La luz de combustible se caracteriza por ser cálida.

También te puede interesar:  Panel japonés, aporta un toque oriental a tu hogar

Tipo de iluminación

Existen tres tipos de iluminación diferente: la iluminación puntual o concentrada, la ambiental y la decorativa. Lo ideal es combinarlas de manera equilibrada pensando en la función del uso práctico de la estancia.

La luz ambiental es la que brinda una iluminación general y de manera uniforme, normalmente se ubica en los techos. Es ideal para lugares en lo que se necesite bastante luz. La luz puntual o concentrada está dirigida a objetos o sitios determinados. Esta luz no afecta ni interfiere en la luz general. La luz decorativa es más usada como algo estético que como algo funcional.