A los niños les gusta estar con nosotros e imitarnos en todo lo que hacemos o decimos.

Esa es una oportunidad que no debemos dejar pasar. Aprender a cocinar puede ser muy divertido si contamos con unos utensilios de cocina tan divertidos como estos.

¡Que no tienes niños, y eso que más da!, acaso no son de lo más tiernos y simpáticos estos. Y crees que no quedarían bien en tu cocina.

Fíjate bien, no solo tienen los colores más vivos para combinar con nuestros textiles, sino que pareciera que tuviéramos unos muñequitos para hacer nuestra cocina más animada e informal.

Ahora si tienes hijos, se divertiran mucho más ayudándote en la cocina; ¡Coge al señor pincel!; ¡Con la señora paleta vamos a coger la galleta de la bandeja del horno!…

Fuente: entrepucheros

Mury, un beso.

También te puede interesar:  Imágenes que inspiran: decoración primaveral de dormitorios