Utiliza los estores para decorar tus paredes

Las cortinas y estores son los adornos prácticos para decorar y cubrir las ventanas y nuestras puertas encristaladas o accesos varios. Desde siempre su color, tamaño y material han determinado luego la belleza de la habitación. Un estor pobre y sin estar conjuntado a la decoración, ha estropeado por completo la imagen de nuestra casa.

La cortina es lo más tradicional. Si colgamos una bien bonita, no importa que ya no esté de “moda”, los adornos bien elegidos no pasan nunca de moda. Eso sí, debemos cuidar que sus dimensiones sean las convenientes, pues demasiado grande o menor que, por ejemplo, los marcos de las ventanas siempre parecerán algo ridículas.

Pero mi atención en este apartado se centra en los estores. No nos vamos a conformar con que adornen nuestra ventana o el acceso al balcón. Se pueden poner estores en puntos de la pared central de nuestro salón, por ejemplo. O en el recibidor detrás de las sillas para los invitados. Hay muchos diseños decorativos de los años 60 y 70, al estilo “biombo” que podemos recuperar en plan “retro”, y con los nuevos estampados de los estores de última generación, ganaremos en originalidad y buen gusto.

 Podemos colgar los estores en la pared directamente, dos a los lados en simetría o uno sólo en la posición que haga juego con una mesita y un sofá por ejemplo. Las plantas siempre son muy atractivas junto a los estores. Pero también podemos usar los estores como “banderas”, acoplándolos a un armazón y hacerlos portátiles. Eso es casi como tener disponible una decoración distinta en cada habitación, y cuando nos cansamos del diseño, lo sacamos del armazón y colocamos otro. Además, de esta manera portátil, los podemos situar en ángulo, dando una imagen más concentrada del lugar que adorna. Pero no demasiado ángulo, pues nos restaría mucho espacio útil de la estancia.

También te puede interesar:  Decorar pared con banderines de papel

Toni Ferrando.