Gracias al uso de la pintura termocrómica podrás darle a tus habitaciones un aspecto único y especial. Este tipo de pintura se caracteriza por cambiar de color con la temperatura, así nos brinda miles de posibilidades dentro del mundo de la decoración.

Se puede usar especialmente en habitaciones infantiles ya que resultará muy divertida para los niños de la casa. No es necesario pintar todo un ambiente, con darle color a una sola pared ayudará, de lo contrario el ambiente estará demasiado cargado. Quién utiliza pintura termocrómica obtendra varios beneficios.

Pintura cromática
Fuente: Ponamen Ponamen

Los tonos fríos como el verde o el azul pueden dar la sensación de frescura para los meses de verano, los tonos cálidos como el amarillo y el rojo ayudarán a dar un aspecto más acogedor en el invierno.

La pintura termocrómica permite que varíe no sólo el tono de las paredes sino también el de los muebles que podrán tener diferentes tonos a partir del cambio de las temperaturas ambientales. Ten en cuenta que si el lugar que vayas a pintar está demasiado cerca de una fuente de calor el resultado final podrá verse alterado. De hecho, algunas personas usan este tipo de pintura como un indicador de cuándo es necesario bajar un poco la calefacción. Así se conseguirá un ambiente agradable sin caer en gastos de energía excesivos. Una forma de ahorrar al mismo tiempo que se cuida el medio ambiente.

Podemos decir que existen dos tipos diferentes de pinturas termocromáticas, una de cristales líquidos y otra de leococolorantes. Las pinturas de cristales líquidos son usados con menos frecuencia que los leucocolorantes por la dificultad de su fabricación. Además son más sensibles a los cambios de temperatura que los leucocolorantes, lo que significa que son usados cuando se busca evidenciar pequeños cambios en la temperatura. Los leucocolorantes son más usados.

También te puede interesar:  Los trampantojos

En términos generales podemos decirte que la tinta termocromática funciona trasmitiendo un color cuando se enfría y otro cuando se calienta. Esto quiere decir que se debe combinar con otra tinta que no sea termocromática para que cambie cuando se caliente o se enfríe.