Utilizar un arco para separar ambientes

La tendencia a eliminar en las casas las puertas que no sean imprescindibles, es un hecho, prácticamente se requiere únicamente del uso de puertas en dormitorios y baño por una cuestión de intimidad, pero el resto son en general innecesarias y en la actualidad se tiende a suprimirlas, aún así sigue siendo necesario delimitar de algún modo las zonas y eso se hace con otro tipo de elementos que no resten luz y no nos hagan perder espacio útil.

arco-darbuka

Los arcos pueden servir para separar el recibidor del salón, el salón del comedor o el comedor de la cocina por ejemplo, la sensación es similar a la de una puerta en lo que a separación visual de zonas se refiere, puesto que al pasar a través del arco experimentamos la sensación de entrar o salir de una estancia, pero sin embargo la luz cicula a la perfección por todo el espacio, por lo que no perdemos ni un ápice de claridad

El arco puede crearse únicamente a través de la forma rematada con escayola de forma sencilla y lisa y pintado como en el resto de la pared, lo que resultará adecuado en espacios pequeños para que no tenga protagonismo en la decoración y nos permita centrar toda nuestra atención en las estancias que separa, pero también puede ser más elaborado, forrado en madera o revestido con recubrimientos cerámicos, si contamos con más espacio.

El de la foto es de Darbuka forrado en madera artesanal, fabricado a mano, de diseño único y exclusivo adecuado para una casa grande debido a su gran peso decorativo. El arco dependiendo del diseño y el material, como ocurre con otros muchos elementos, puede adaptarse a diferentes estilos decorativos, aunque desde luego, es especialmente adecuado en casas rústicas o en aquellas decoradas con un toque oriental.

También te puede interesar:  Un café en un vagón