La verdad es que en esto de la decoración, no siempre las cosas son blancas o negras. También hay matices, grises, y hasta colores chillones. En fin, que lo que quiero decir es que lo que para uno es precioso, a otro le puede parecer horrible.

Por eso, hoy te traigo esta idea. Sin ver la foto, ¿qué me dirías si te propongo que en la mesa del comedor pongas sillas totalmente distintas, de colores, estilos y materiales distintos?

La verdad es que suena raro, pero al ver la imagen, la verdad es que no queda tan mal. ¿Qué me dices?

Por supuesto, esto es una apuesta arriesgada, que no encaja con todos los estilos de casa, pero si a ti te gusta arriesgar y romper las reglas, es una buena forma de hacerlo. ¿Te animas a probar?

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decoración navideña minimalista