Velas decoradas que cambian de color

Las velas son elementos sencillos pero que aportan gran calidez al ambiente, la luz y el fuego unidos en algo tan simple son capaces de hacer de una estancia un lugar agradable y acogedor, pueden decorar una mesa para una ocasión especial o la bañera para disfrutar de un rato de relajación absoluta, las posibilidades son muchas y el coste es mínimo.

velas-decoradas-cambian-color

Antiguamente las velas tenían la función clara de servir a la iluminación artificial necesaria en los hogares y aún ocurre en ocasiones, que por problemas con el suministro eléctrico, incluso en grandes ciudades, puede ser necesario recurrir a ellas, aunque solo sea por unas horas, sin embargo, aunque desde luego han dejado de ser un elemento funcional imprescindible en los hogares, han ganado un gran interés ornamental, puesto que se han puesto muy de moda como elemento decorativo en los últimos tiempos.

En ese sentido han trabajado los creadores y fabricantes de velas, que han comenzado a elaborar piezas de colores, con dibujos, aromáticas, de diversas formas y tamaños, para interior y exterior… un sin fin de modelos y siguen investigando y probando nuevos y revolucionarios sistemas para conseguir que las velas resulten aún más atractivas para el consumidor y sugerentes y evocadoras para el ambiente.

Por ejemplo Lumenae es un nuevo concepto de iluminación basado en el uso de velas decoradas que cambian progresivamente de color gracias a un sistema adicional de iluminación que incorporan en su base, creando efectos espectacularmente impactantes para la decoración del hogar o de establecimientos de hostelería, colocando conjuntos de estas velas directamente en una mesa, sobre el suelo u otra superficie o sostenidas en candelabros de cristal para potenciar el efecto de esta iluminación colorista y dinámica.

También te puede interesar:  Sillas que ocupan poco espacio