Velux mejora su sistema de aislamiento para un mayor bienestar

Mantener una casa aislada es fundamental para ahorrar en costes, ya sea en invierno o en verano. A la hora de conseguir un buen aislamiento, es importante contar con materiales de primer nivel, como los productos Velux, que ha mejorado su estándar de acristalamiento de sus ventanas a un nivel muy superior con el lanzamiento de su nuevo acristalamiento laminado -70.

Vidrio muy resistente

 

Esta empresa ha sido capaz de desarrollar un vidrio altamente resistente a cualquier tipo de agresión meteorológica o impacto que pudiera sufrir, ya sea desde el exterior o interior de la vivienda. Un vidrio de 25 mm compuesto de vidrio interior templado 4 mm+, 15 mm de cámara aislante de gas Argón+, y vidrio exterior 3+ laminado con extra protección UV.

La innovación es una de las señas de identidad de la compañía, con la que ha conseguido ser la primera opción para millones de personas en todo el mundo. El objetivo de VELUX es acercar a las personas productos y soluciones que mejoren su calidad de vida durante el tiempo que pasen en su hogar. El nuevo estándar de acristalamiento es su último ejemplo: calidad, ahorro energético y mayor confort.

Aumenta el aislamiento de tu hogar

Este nuevo estándar, es capaz de evitar todo tipo de filtraciones provenientes del exterior, así como la generación de humedades o la creación de un clima interior poco saludable que pudiera afectar al bienestar del hogar. Otra de las ventajas de este aislamiento, es un mayor ahorro energético y de costes, tanto de calefacción en invierno como de aire acondicionado en verano.

También te puede interesar:  Gran promoción de Velux en cortinas y mucho más

Por último, sus características favorecen un notable aislamiento acústico que reduce la penetración de los ruidos del exterior hasta 35 dB. Este último, un aspecto clave, por ejemplo, para aumentar la calidad del descanso y el sueño.

Seguridad extra

Si por algún motivo el crista sufriera rotura, el acristalamiento laminado -70 mantendrá los fragmentos unidos entre sí, evitando que puedan desprenderse y caer al interior de la vivienda.

Este nuevo extándar, presenta un notable refuerzo exterior que aumenta su resistencia a temperaturas extremas e inclemencias meteorológicas como nieve o granizo, garantizando su durabilidad. Todo esto lo convierte en una inversión muy útil a largo plazo, tanto en zonas frías como en aquellas expuestas a mucha luz.

Además, el vidrio dispone de una capa de protección adicional frente a posibles efectos de decoloración de mobiliario por efecto UV en el interior de la vivienda.