Decorar dormitorios permite aprovechar una infinidad de colores básicos y combinación de muchos de ellos. Cada color tiene su atractivo y cada color tiene sus ventajas y sus desventajas. Hoy comenzamos una serie de entradas, en que iremos contándote las ventajas de decorar un dormitorio según el color que se elija para el mismo, en aquellos casos en que un color se usa en techos y paredes.

En esta decoración de dormitorio, el color elegido es el blanco. El mismo es uno de los colores más versátiles de la paleta de colores. Puede combinarse con distintos efectos con los más variados colores, y es un color de los pocos que se ve estupendamente cuando se convierte en el color total de una habitación. Veamos ahora las ventajas del color blanco para pintar un dormitorio.

decorar dormitorio blanco

Ventajas del color blanco, en cuanto a sentido decorativo el blanco es perfecto porque podrás agregar toda una variedad de ornamentos y detalles de los más variados colores sin que el ambiente luzca sobrecargado. El blanco es perfecto también porque siempre se ve pulcro.

El color blanco es perfecto porque amplia visualmente una habitación pequeña, y porque permite el mejor reflejo de la luz, así como que también es fresco especialmente en aquellos lugares en donde el clima es especialmente tórrido. El blanco además, es el color perfecto para hacer ver más altas las paredes si se usa uniforme en techos y paredes por igual.

Pero el blanco tiene la desventaja de ser un color, que requiere mucho cuidado porque tiende a mancharse o decolorarse rápidamente. Así que al elegir el blanco hay que tener en cuenta que habrá que limpiar paredes y retocar la pintura cada tanto. Pero la belleza del color y sus ventajas superan el trabajo de tener que limpiarlo para que luzca bien siempre.

También te puede interesar:  Bañeras originales

Imagen: Pinterest