Ventajas de usar pintura para renovar nuestros azulejos

Los azulejos son piezas duraderas, que pueden estar en las paredes y pisos de nuestro hogar por años e incluso décadas sin perder su brillo y belleza. Pero luego de un tiempo llega un momento que deben ser renovados o por lo menos recuperados, ya que se vuelven opacos, anticuados y poco atractivos para nuestro hogar.

Una manera de recuperar los azulejos sin llegar a cambiarlos es pintarlos. Y una excelente opción para lograr un aspecto renovado son las pinturas de Smartcover diseñadas para cambiarle la cara a estas piezas en el menor tiempo posible, sin tener que invertir mucho dinero, ya que su fórmula permite un secado extra rápido e impermeable. 

Este fabricante ofrece 10 colores con los que podemos crear infinidad de combinaciones para decorar nuestra cocina, el baño incluso techos y muebles, y lograr la sensación de que ha sido totalmente renovado. Dos capas de aplicación de esta pintura serán suficientes para devolverle el brillo y la vida a nuestros azulejos.

Si ya estás decidida a renovar tus azulejos sin sustituirlos por unos nuevos, es momento de que conozcas todas las ventajas que tiene el uso de la pintura para renovarlos fácil y rápido con una mínima inversión.

Mejorar el aspecto de las paredes sin un proyecto 

Una de las causas que retrasan las reparaciones en el hogar son los preparativos que acarrea pintar o restaurar determinadas áreas. Afortunadamente al usar pintura para azulejos sólo debemos buscar el color que se asemeje más al tono original de la pieza, comprarlo y comenzar a pintar.

En las tiendas existen diversas marcas que ofrecen distintos tonos, precios y calidad, sólo debemos ser menos tacaños y buscar la que mejor se ajuste a nuestros requerimientos estéticos y de calidad.

Recuperar los azulejos del baño sin tener que solicitar permiso 

Cuando vivimos en casas rentadas por lo general los contratos de arrendamiento establecen párrafos especiales en los cuales limitan o prohíben las remodelaciones de espacios, de manera que sustituir los viejos azulejos pueden resultar una tarea complicada o imposible de hacer.

Pero pintar las paredes es considerado como un mantenimiento rutinario del lugar que hemos arrendado, de forma que para pintar los azulejos del baño y/o la cocina no será necesario solicitar permiso de los dueños. Siempre y cuando no convirtamos el espacio en un carnaval de colores y apliquemos los adecuados, según la decoración original. 

Invertir menos por unos resultados sorprendentes 

Sustituir el revestimiento de espacios representa una inversión considerable, ya si no tenemos experiencia colocando este tipo de materiales debemos contratar a profesionales en el área para obtener los resultados deseados, y que merece el lugar que habitamos todos los días.

Si no contamos con los recursos suficientes para colocar un nuevo revestimiento en las paredes o pisos de nuestra cocina y baño, una alternativa rentable y efectiva es pintarlos con pintura para azulejos las cuales están diseñadas para brindarlos resultados en poco tiempo y con una inversión mucho menor que comprar nuevas piezas para cubrirlos.

Ir arriba