Ventajas e inconvenientes del edredón nórdico

El edredón nórdico ha supuesto una auténtica revolución en la ropa de cama, la idea procede de los paises escandinavos, donde se decidió utilizar la pluma natural para crear un elemento de abrigo, pensando que si resulta confortable para las aves a la hora de combatir el frio, también lo debe ser para los humanos y resultó ser un gran acierto.

 nordico recogido el corte ingles

Poco a poco se ha ido trabajando sobre la idea y se han creado rellenos sintéticos que imitan con bastante realismo la pluma y el plumón naturales, por lo que en la actualidad podemos elegir entre nórdicos naturales y sintéticos, teniendo estos últimos una gran aceptación por su precio más bajo, su mejor acondicionamiento para prevenir alergias, su mayor facilidad a la hora de limpiarlos y en definitiva una serie de ventajas, que dejan para los naturales poco más que el glamour de haber sido fabricados con pluma o plumón auténticos.

nordico abierto LoMonaco

El edredón nórdico además de lo mucho que abriga y lo poco que pesa, tiene otras características que hacen que su uso se haya extendido tanto y es que combinado con una funda nos permite prescindir del uso de sábanas y simplifica enormemente la tarea de hacer la cama, sólo tenemos que ventilar a diario, estirar un poco y la cama perfecta en un visto y no visto, con todo, el aspecto es más bien informal, de ahí que los más clásicos sigan prefiriendo el conjunto de sábanas y colcha-edredón para conseguir una imagen más seria y elegante.

Hay una gran variedad de firmas dedicadas a la fabricación de todo tipo de elementos para la cama como colchones o somieres, que también fabrican nórdicos de todo tipo, por ejemplo, Grupo LoMonaco, los precios son de lo más variables desde 50 hasta 500€, dependiendo de la marca y los materiales utilizados para la fabricación.

También te puede interesar:  Propuestas de Axor para la decoración de tu cuarto de baño