Contar con una mesa redonda en la zona comedor a la hora de iniciar su decoración, puede traer aparejadas una serie de estupendas ventajas tanto a tu hogar, como al bienestar y fluir diario de toda la familia.

Al comenzar a dar forma a la decoración de la zona comedor, casi automáticamente la primera de las dudas que nos viene a la cabeza es qué forma va a presentar la mesa que incorporemos. Pues muy atento al post de hoy, porque en él voy a mostrarte las claras ventajas que puede tener dar la bienvenida a una mesa redonda en el comedor de casa, claro está, si te gusta su apariencia y el resultado decorativo que su incorporación puede ofrecernos.  ¡Toma buena nota, que comenzamos!

mesa redonda I
Fuente: Vokseverk

Cuestión de gustos

Quiero dejar muy claro antes de empezar, que al fin y al cabo la forma que tenga la mesa de tu zona comedor, no deja de ser cuestión de gustos, preferencias en cuanto a forma, convicción propia o quizá simplemente vamos dejados llevar por un modelo concreto de mesa de comedor que nos chifla y con el que queremos contar en nuestra casa a toda costa.

mesa redonda III
Fuente: Icons Corner

En tu casa mandas tú y tus creencias y preferencias son las que valen. Eres tú quien tiene la última palabra. Con el presente artículo no pretendo condicionarte ni intentar convencerte en la idea de que una mesa redonda siempre es la mejor opción, sino más bien que a la hora de decidir tengas presente además de su forma, las virtudes que presenta y puede aportar a tu hogar para poder valorar todo en consecuencia ;)

También te puede interesar:  Espejos de BDDW
mesa redonda II
Fuente: The little things & co

Sociabilidad

Contar con una mesa redonda en la zona comedor influirá en la sociabilidad entre los miembros de la casa mucho más de lo que imaginas. Y es que el fluir diario de nuestras comidas, cenas y celebraciones se verá directamente afectado por la forma de la mesa en torno a la que nos encontremos sentados. Es la ventaja que predomina con diferencia por encima de todas a la hora de contar con una mesa de estas características.

mesa redonda IV
Fuente: Dpages

Ninguno de los comensales preside la mesa. Todos pueden verse las caras y son igual de importantes en la tertulia. Esta disposición genera un confortable y especial fluir que anima a los comensales a establecer conversación entre ellos. Lejos de entretenimientos o focos de atención externos, lo importante y en lo que nos centramos es precisamente en quienes nos acompañan y rodean, ya que es con ellos con quien estamos compartiendo esa parte o actividad concreta del día.

mesa redonda V
Fuente: Journelles

Número de comensales

Tanto el bienestar como la comodidad y calidez se ven afectados en este tipo de mesas en el momento en que necesitas contar con un gran diámetro para dar cabida a todos los miembros de la familia en torno a la mesa. Aún teniendo en cuenta que contases con el espacio necesario para albergar esta mesa de gran formato, hay que pensar que llega un momento en que la zona central de la mesa se convierte en poco funcional o prácticamente desaprovechable.

mesa redonda VI
Fuente: Stadshem

Sin embargo, si barajamos diámetros de hasta los 1,50/1,60 metros, lo que vendría a suponer dar cabida a ocho comensales, aprovecharemos la totalidad de la superficie de la mesa redonda pudiendo disfrutar con ello de todas sus ventajas.

También te puede interesar:  Decoración de paredes infantiles
mesa redonda VII
Fuente: Decofeelings

Es ideal para estancias pequeñas

Sus formas suavizadas y la ausencia de vivos vértices convierten a la mesa redonda en la aliada perfecta a la hora de dar forma a la zona comedor en un salón pequeño o estancia más bien de reducidas dimensiones. Además, actualmente en el mercado podemos encontrar multitud de modelos en formato extensible que convertirán nuestra mesa en mucho más versátil de necesitarlo en situaciones o reuniones puntuales.

mesa redonda VIII
Fuente: Comprando meu apê

¡Ojo con las patas!

Seguro que te has visto en la tesitura más de una vez. Y es que no hay forma más tonta de darte una cena, reunión o cualquier tipo de actividad en torno a la mesa, que cuando “te toca la pata”. Y es que lo que en un primer momento puede parecer un factor sin importancia en una situación puntual, podrá convertirse en verdaderamente mosqueante si te enfrentas a esa situación todos los días del año. Si te doy mi humilde y sincera opinión, yo intentaría contar con una mesa redonda de pie central. Todos los comensales estarán igual de cómodos y la posición de tus sillas no estará condicionada en ningún momento.

mesa redonda IX
Fuente: Apartment therapy

Espero que estos tips a tener en cuenta te hallan ayudado a descubrir un poquito más a cerca de lo que puede ofrecerte incorporar una mesa redonda en tu zona comedor. ¿Te animas a darle la bienvenida a tu casa?