Ver una fachada con las ventanas francesas me resulta muy agradables. Son unas ventanas que visten mucho tanto las fachadas de los edificios como los interiores.

Me gustan tanto que cuando tuve que cambiar las mías puse unas ventanas francesas, que junto a la decoración ecléctica que tengo y que tanto me gusta, quedaban que ni pintadas.

No son unas ventanas caras, no son difíciles de limpiar, no quitan visión y sin embargo crean un ambiente cálido, acogedor y muy tierno.

Los modelos puedes encontrarlo en líneas rectas, con forma de semicírculo en la parte superior de las ventanas, aunque sean cuadradas, y un término medio entre las francesas y las tradicionales.

¿Opinas igual que yo?

Mury, un beso.

También te puede interesar:  Las cortinas 1