Es de gran importancia la composición de las paredes a la hora de definir una decoración, si queremos que la decoración sea excelente, llamativa y por sobre todas las cosas innovadora entonces debemos aplicar todos estos criterios a las paredes y lograr que luzcan de igual manera.

La solución que mejor logra conseguir ese estilo tan particular que queremos plasmar en las paredes es a través de la aplicación de vinílicos en ellas.
Una de las mejores ventajas con las que se cuenta al elegir el vinílico es su durabilidad, resistencia e impacto decorativo a través de su extensa gama de variedades en colores y diseños.

El vinílico es un material excelente y apropiado si lo vas a colocar en lugar con mucho transito pero que además puedan recibir golpes debido a su resistencia al igual que la luz y el calor.
Parecen ser todas ventajas para el vinílico, no solo porque es de fácil limpieza y manutención sino que además son fabricados con viniceno, famosa sustancia antibacteriana.

vinilico.jpg

Recuerda seguir los pasos adecuados para su colocación como por ejemplo asegurarse de que la pared este apta totalmente, ya sea libre de polvo e impurezas. Luego pasa sobre la pared el adhesivo adecuado para su fijación, que sea de base acuosa y de a poco empieza a colocar el vinilo que ya viene previamente cortado en rollos. Ten en cuenta sacar bien las medidas de la pared para que exactamente encaje cada franja y no queden espacios libres. La manera más fácil de adherir el vinílico es con una espátula teniendo mayor cuidado en las burbujas de aire que se eliminan pinchando con una aguja pequeña.

También te puede interesar:  Reviste de madera tus paredes

Su colocación es fácil, su limpieza también, sus ventajas son muy importantes sobre otros tipos de revestimiento y además cuentas con infinidad de diseños que dejaran tus habitaciones magnificas y muy originales.