Si buscas decorar la habitación de tus hijos de forma original y buscando que potencien su imaginación, los vinilos de pizarra son excelentes una de tus mejores opciones.

Vinilos de pizarra
Fuente: Decorar Paredes

Los vinilos de pizarra son perfectos para las habitaciones infantiles, un recurso decorativo que servirá para desarrollar al máximo la creatividad de los pequeños. Además, estarán entretenidos y tendrán su propio espacio para pintar las paredes, que ya sabemos lo mucho que les gusta hacer garabatos donde no deben por mucho que sea un sofá o una pared.

Este tipo de pintura de pizarra es excelente para decorar habitaciones infantiles ya que puedes encontrarla en muchísimos colores, formas, diseños y tamaños. Si no quieres pintar toda la pared, es entonces cuando los vinilos de pizarra se convierten en tus mejores aliados. ¡Los niños estarán encantados con cualquiera de ellos!

¿Qué diseños elegir?

Los vinilos de pizarra están teniendo tanto éxito que puedes encontrar multitud de diseños, desde una tira normal y corriente con la que poder cubrir la pared si unes varias, hasta otros en menor tamaño con forma de casa, calendario, árbol, nubes, animales o casi cualquier cosa que se te ocurra. Además, si no encuentras el diseño que quieres para la habitación de tu hijo, siempre puedes comprar una tira normal y recortarla para darle la forma deseada.

También te puede interesar:  6 elementos de seguridad para niños

¿Qué ventajas tienen?

Vinilos de pizarra
Fuente: Tenvinilo

 

Ponerle a los niños la pared de pizarra tiene ventajas e inconvenientes, veamos en este caso lo que está a favor. No cabe duda que lo más interesante es que potencia el desarrollo de los niños, tanto a nivel creativo como de imaginación. Es también muy divertido, ya que a los más pequeños les encanta eso de coger las tizas y poder pintar en las paredes sin más control que limitarse a la parte en la que está el vinilo.

Otra ventaja es que a nivel decorativo le puede aportar mucha personalidad al dormitorio, ya que puedes elegir un diseño que encaje con su decoración o temática.

¿Cuáles son sus inconvenientes?

Hay dos inconvenientes que pueden tener cierto peso a la hora de rechazar los vinilos de pizarra, pero creo que son fácilmente controlables. Por un lado, si los eliges en el color negro tradicional que tiene la pizarra, puede dar sensación de mucha oscuridad, especialmente si la habitación es pequeña y el vinilo demasiado grande. En el caso de que así sea, elige un diseño pequeño que sirva para que el niño pueda pintar sin problemas pero que no sienta ese agobio por la oscuridad.

Otro inconveniente que se debe tener muy en cuenta es que el polvo que genera la tiza puede causar tos e irritación en la garganta, aunque eso sucede si compras las tizas tradicionales. Actualmente puedes encontrar tizas especiales y anti-polvo que están testadas dermatológicamente y no suponen ningún riesgo para la salud de los niños. Además, son también baratas así que si las eliges no habrá problemas por su uso continuado.

También te puede interesar:  Decora tu baño con vinilos

¿Se debe cubrir toda la pared?

Si por el niño fuera, seguro que le encantaría cubrir todas las paredes de la habitación con los vinilos de pizarra, pero hay que tener cautela y elegir a conciencia el espacio que vamos a ocupar. Lo recomendable es ponerlos en una parte de una pared y tomar diversas medidas, como las tizas especiales que comenté anteriormente y no utilizar un borrador convencional sino un paño seco absorbente, limpiará mejor y el polvo de la tiza no se esparcirá por la habitación.

Vinilos de pizarra
Fuente: Kids me

Antes de apostar por los vinilos de pizarra debes tener claro si a tus niños les gustará. Si pasan mucho tiempo dibujando y pintando, entonces será una excelente opción para que puedan desarrollar todo su potencial y meterse de lleno en el mundo de las artes creativas, por pequeños que sean.

¡Dibujar es genial!

Vinilos de pizarra
Fuente: Bebés y más

Debes tener claro que pintar y dibujar tiene muchísimos beneficios para los niños, así que tienes que motivarles y animarles para que disfruten cuando lo hacen. Es recomendable también que de vez en cuando te sientes con ellos para pintar, ya que establece un vínculo afectivo y de confianza muy importante entre padres e hijos. Otros beneficios muy interesantes es que mejoran la autoestima del niño, potencian su motricidad y hacen que se puedan relajar gracias a estar totalmente centrados en esta actividad.

Creo que, en definitiva, poner vinilos de pizarra en las habitaciones infantiles es una excelente decisión, siempre y cuando las tizas sean hipoalergénicas. Siempre hay que tener claro que la salud y el bienestar de los niños es lo más importante. Siendo así, podrán pintar durante horas en la pizarra que no tendrán ningún problema. ¿Qué te parece? ¿Le pondrías vinilos de pizarra a tus hijos?

También te puede interesar:  Vinilos decorativos que darán un toque floral a tu salón ¡no te los pierdas!