Cuando pensamos en las habitaciones infantiles, solemos hablar de ideas muy originales pensadas especialmente para los más pequeños de la casa. Y es que hay alternativas estupendas que pueden quedar muy bien y darle un estilo original y diferente a la habitación.

Y es que para decorar una habitación para los niños, hay muchas cosas que hay que tener en cuenta. Por un lado, hay que valorar la parte funcional, que es fundamental en cualquier sitio, pero más todavía si estamos hablando de una habitación para los niños. Pero por otro lado, la parte más lúdica, que sea bonita estéticamente y que sea agradable para los niños es fundamental para que se sientan a gusto.

En este sentido, hay que pensar mucho qué poner en la habitación, teniendo en cuenta los gustos de los más pequeños. Yo he encontrado algo que me ha encantado: vinilos de los Teleñecos (The Muppets, en su versión original). Me han parecido una idea genial, porque a los niños les encantan y por otro lado, porque le dan un toque muy divertido a la habitación, sin entorpecer para nada.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que tienen una importante ventaja, como todos los vinilos: se pueden quitar sin problemas, cuando los niños se cansen o cuando quieras cambiar el estilo y la decoración de la habitación.

Son perfectos para colocar encima de las puertas, por ejemplo, a los lados, encima del cabecero de la cama, en el escritorio… Cualquier lugar es bueno para darle un aire divertido a la habitación. ¿Qué te parecen?

Si te han gustado, puedes hacerte con ellos en la página web de Blik, donde los venden por 45 dólares (el precio baja un poco si lo pasamos a euros).

También te puede interesar:  Decoración de paredes, para que aprendas todo sobre decoración

¿Te animas? Ya verás lo bien que quedan y lo mucho que les gustan a los peques…