limpieza de vitroceramica con mujer

El uso de la vitrocerámica se está extendiendo mucho por la comodidad que supone dar a un botón para cocinar y olvidarnos de poner la bombona y encender el gas con fuego. Y también, para que negarlo, por lo fácil que resulta limpiarla. Que eso de quitar los fogones, echarlos en amoniaco, quitarles la grasa… era un fastidio, porque siempre había que hacerlo aunque limpiásemos a diario.

El único cuidado que hay que tener es al limpiarlo, porque hay que usar productos y utensilios especiales. Y es que muchas personas piensan que con agua y jabón se limpia todo y, en este caso no es así. Si no haces una limpieza correcta podrías acabar rayándola. En los supermercados siempre hay una sección especial para vitros donde encontrarás espátulas y líquidos específicos. Usa sólo esos. Nunca uses estropajos y ni se te ocurra pasarle uno de los metálicos. Volver a recuperar una vitrocerámica rayada es, en ocasiones, imposible.

Un gran error que se comete es que si se derrama algo en la vitrocerámica, como se limpia luego fácilmente, se deja ahí. Lo mejor es quitarlo inmediatamente, porque si se pega y se quema con el calor, despegarlo puede ser mucho más difícil. Y por último, límpiala siempre cuando esté fría – salvo en el caso que te acabamos de comentar -. De esta forma los productos hacen mejor su efecto y además, no hay peligro de que, con el calor, emitan vapores que pueden irritar tus mucosas.

Como ves, las pautas para limpiar la vitrocerámica son muy sencillas, así que si no sabías si dar el paso por el mantenimiento, yo te recomiendo que te cambies ya. Con una pasada a diario tu cocina estará limpia y reluciente.

También te puede interesar:  Limpieza de paredes, mantener el blanco impecable

limpieza de vitroceramica con hombre

  • yulia

    Limpiar la cocina pasandole un trapito a diario se mantiene limpia y habra necesidad de rayarla con esponjas fuertes.solo limpiar a diario con lavaplatos o algun multiusos