Los colores alegres y vivos son siempre una buena manera de subir al ánimo y de alegrar hasta el día más gris y aburrido. La verdad es que en muchas ocasiones, renunciamos a los colores fuertes en el mundo de la decoración, por miedo a que sean demasiado agobiantes para colocar en casa o porque resultan excesivamente llamativos, y siempre se corre el riesgo de “cansarse” de ellos.

Pero otra cosa que es cierta es que de vez en cuando hay que arriesgarse un poco, y la verdad es que me parece una buena idea lanzarse en la decoración, con colores fuertes y llamativos, que pueden ser una buena manera de decorar y de darle un estilo actual y diferente a una casa o a un local.

Hay muchas posibilidades para llenar de color una casa. Por ejemplo, pintando las paredes de colores llamativos. Se puede pintar una pared entera de un color, o también se pueden hacer cuadrados de colores, dibujos de colores en las paredes… Aquí tienes varios ejemplos que quedan realmente bien y que pueden ser una buena opción para la decoración de tu casa.

¿Te gustan estas propuestas? Sinceramente, todas ellas son realmente estupendas y me parecen todo un acierto a la hora de decorar una casa con un estilo original y distinto. ¿Te atreves? Eso sí, una de las cosas que debes tener en cuenta es que es importante que la habitación sea amplia o que tenga luz, para que la sensación no sea de agobio.

Por otro lado, también hay que tener cierto cuidado con los muebles que elijas para tu casa, ya que al haber colores fuertes en las paredes, es mejor no abusar de muebles con colores también llamativos, puesto que el resultado puede ser un poco excesivo.

También te puede interesar:  Papel pintado de Leroy Merlin

¿No te parece una buena idea?

Vía| Apartment Therapy