Si antes hablábamos de lo bien que puede quedar una pared descubierta, con los ladrillos al aire para un estilo rompedor, ahora te presentamos un estilo que también puede quedar muy chic en tu casa. A ver qué te parece.

Se trata de dejar las paredes en tonos fuertes, para que el efecto se note más, con algunas zonas “descascarilladas“, es decir, como si se hubiera levantado la pintura por el paso del tiempo. Este toque vintage, lejos de dar sensación de abandono, le da un toque decadente pero muy chic a la casa.

¿Te gusta? No te preocupes, porque al decorar alrededor con muebles y detalles que para nada son pasados de moda, se nota que es un detalle decorativo, y no que se te haya olvidado pintar la pared.

Te dejo unas cuantas fotos para que veas lo bien que puede quedar.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Estilo con una pared descubierta