¿Y la foto?

 

Por lo general, cuando ponemos un marco en la pared, suele tener una fotografía dentro. Pero digo por lo general, porque hay ocasiones en las que un marco sin foto, es decir, solamente el marco, puede quedar realmente bien y crear un efecto decorativo estupendo.

Como sucede en esta fotografía. ¿Te gusta la idea? A mí me parece especialmente buena para poner en paredes de ladrillo descubierto, o en una pared pintada en un color que contraste bastante con el marco.

Y otro acierto que me gusta mucho (y que no descarto copiarme) es lo de poner algún otro detalle en el mismo tono, en este caso, son las patas de la mesa, pero puede ser otra cosa perfectamente.

El contraste con el amarillo y el ladrillo queda muy bien en esta imagen, ¿te gusta? De todas formas, con paredes lisas también puede ser perfecto.

Foto| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Accesorios para proteger las encimeras