Y la música flotaba en el aire

0
74

Esta frase adquiere un nuevo significado gracias a las innovaciones tecnológicas en materia de sistemas de sonido, que ahora contribuyen a otorgarle personalidad a una casa no sólo a través de las notas que brotan desde su interior, sino de sus líneas y propuestas estéticas.

Una bocina flotante.

decoaudio1

Diseñada por Takahiro Yamada, la bocina flotante es un globo con forma de “donut” que emite el sonido a través de la conexión con otros dos componentes. El primero de ellos es la base, que funciona como cargador de batería. El segundo, es la unidad principal, que posee un lector de bluetooth, un amplificador y la batería. Los melómanos podrán llevar sobre sí, literalmente, una lluvia de notas musicales.

Una pantalla camaleónica

decoaudio2

El sistema de sonido TouchLinX TLA250, desarrollado por NetStreams, posee una pantalla sensible al tacto que por su claridad y transparencia puede mimetizarse con el ambiente en el que se le coloque.

Objetos de incógnito

decoaudio3

Estos parlantes pueden ser simplemente un objeto decorativo realizado en materiales como el aluminio, la madera o la cerámica, que reviste de elegancia y originalidad una estancia. La agradable sorpresa se produce cuando el sonido comienza a salir de éstos, música brotando de lugares inesperados.

Fuente | Hometone

Dejar respuesta