A través del blog de decoración Deezen hemos conocido una nueva forma de ahorrar espacio con el mobiliario: desmontándolo.

Es una propuesta de los diseñadores estadounidenses John Arndat y Wonhee Heong, del Studio Gorm, que presentaron en la feria Direktorenhaus en Berlín. Se trata de Peg, un sistema para el cuál los muebles de madera de abeto que se desmontan con total facilidad y se cuelgan en la pared, sobre un perchero, como si fuesen una bufanda que nos acabamos de quitar o un colgante.

Uno a uno se van colgando en la resistente barra de madera, incluso las patas donde se sustentan, con soporten también muy resistentes capaces de soportar el peso de un tablero.

De esta forma, cuando necesitemos los muebles los descolgamos y los montamos simplemente encajando unas piezas con otras, y una vez acabado los volvemos a colgar en la pared, donde también cumplen una función decorativa, siendo una especie de escultura vanguardista.

Encontramos desde pequeños taburetes a banquetas, mesas auxiliares, banco o tableros de mesa grandes. Además, los tamaños de las  patas y las tablas y tableros se pueden intercambiar para crear muebles nuevos cada vez.  Se completan con una pequeña lámpara de mesa, de madera barnizada y con una pantalla de cerámica. Aquellos que no disponen de espacio ya no tienen excusas para no poner muebles de sobra.

Más información: Studio Gorm