Sobre decoración no hay nada escrito. Y, a veces pueden resultan tan encantadoras y prácticas las ideas más simples y tan útiles los materiales más sencillos.

Decorar no tiene por qué suponer una gran inversión de dinero. A continuación puedes ver algunas ideas que demuestran que con simples materiales totalmente naturales y al alcance de cualquiera se pueden obtener originales muebles que den un toque diferente a la decoración sin renunciar a la funcionalidad.

Si estás decorando una habitación y andas buscando una práctica mesa de noche que además sea diferente, que aporte y toque de originalidad a la decoración, aquí tienes una idea:

tronco

Sí, se trata de un simple tronco sujeto por otros troncos algo más pequeños que cumplen la función de patas.

Claro que, si lo prefieres, puedes optar por una solución aún más práctica: dos trozos de troncos de árbol se pueden convertir en dos encantadoras mesas de noche.

Y si lo que necesitas es un cabecero para tu cama, esta es una buena opción:

habitación

Se trata de simples ramas.
Para realizar este precioso cabecero lo que único que necesitas es un listón de madera y tantas ramas como precise el ancho de tu cabecero. Sólo tienes que cortar todas las ramas con la misma medida (la medida dependerá del alto que desees que tenga tu cabecero) y luego sujetarlas al listón de madera ayudándote de unos clavos.

La próxima vez que hagas una excursión al campo, piénsatelo dos veces, quizás esa rama o tronco aparentemente inservible tenga mucho que ofrecer a tu decoración…