A estas alturas nadie debería estar preocupado por la falta de espacio porque los diseños que vemos día a día no muestran que el problema no es tal, tan sólo hace falta ingenio. Este es el caso del sistema Matroshka. ¿Recordais las típicas muñecas rusas que se llaman Matryoshka?, pues la idea es básicamente la misma pero aplicada a la decoración: guardar unos muebles dentro de otros.

Dentro de un elemento compacto y vacío se van recogiendo elementos más pequeños y al desplegarlos todos tenemos un apartamento prácticamente amueblado.

 matroska

De ese espacio compacto se puede sacar. una estantería, una cama doble, mesa de comedor, sofá cuatro taburetes, mesa, y zona de trabajo, un armario y una pequeña zona de almacenamiento. Todo en apenas 4 metros cuadrados.

matroska

Desplegando todos los componentes se pueden hacer diferentes combinaciones. Puedes cambiar de habitación en poco minutos, y pasar fácilmente de la habitación al salón con mesa y sillones donde recibir a tus amigos.

matroska

No podía faltar un guiño en honor a las muñecas que le inspiraron.

muñecas

El sistema fue creado por un grupo de estudiantes suecos que lo ideó como proyecto para la universidad, pero dadas las necesidades del mercado, están recorriendo las exposiciones de diseño internacionales.

Más información: Matroshka

Vía: decoralis