david_coote_books_in_mantel_rect540

Si fijaros lo he visto en apartmenttherapy, se trata de aprovechar el hueco de una chimenea como librería.

Es una forma muy original de aprovechar el espacio, siempre que no utilices la chimenea para el uso al que está destinada.

Además yo te diría que si tienes unos cuantos tableros a mano los pusieras a modo de balda para poder poner un poco más de orden a la hora de empezar a colocar los libros.

Pero si no  te apetece andar haciendo agujeros, puedes empezar a poner libros desde el momento en el que hayas terminado de limpiar la chimenea de los restos de la última hoguera.