Max Longin es el creador de esta especial cama llamada Float, con la que ha intentado buscar un nuevo sistema de descanso. Está creada con travesaños de madera y codos de acero de los que pende la cama sostenida por cuatro cables de acero inoxidable. La idea es que exista un centro de reposo hacia el cuál todo converge con suave armonía.

Al moverse quizá se note un leve balanceo que nos transportará a un mundo de sueños. Es un diseño fuera de lo común con un aire minimalista y lúdico que desparece en un suspiro cuando se desmonta. Es otra de sus ventajas: El somier y la estructura entera se puedes desmontar y plegar para forman una caja con la que podrá guardarse fácilmente.

Puede soportar hasta 1.200 kg y está disponible en madera de fresno, haya, cerezo, olmo, arce, roble y nogal, para que haya mucha variedad donde elegir. Su precio es de 6.200 dólares (5.257 €)

 

 

Más información: Max Longin

Vía: www.decorahoy.com