Seguro que más de uno quisiera tener estas casitas de árbol como casas propias y es que el diseño de lujo va cada vez más allá ¿o no? quizá estamos malinterpretando la finalidad de este arquitecto y no estamos ante una casita de árbol para niños, sino en casas reales para familias reales.

En los tiempo en que vivimos la verdad no estaría mal aprovechar cuaquier lugar para instalar nuestro hogar, y es que estas casitas tienen incluso una mini-cocina, sillones y sofás para descansar y dormir, calefacción, ventanas de cristal, iluminación y hasta un sismtema de de sonido multimedia, incluso espacios para salir de la casita y dar un paseo sin necesidad de caer al suelo. Sólo faltaría un baño y sería una casa completa.

Quién sabe, igual tenemos que abandonar tierra firme y vivir en los árboles al igual que los hacían los proscritos de Robin Hood en el bosque de Sherwood. Desde luego la empresa creadora, Baumraum, estaría encantada de que se vendiesen como churros, aunque de hecho ya lo hacen.

Echando un vistazo a su página web se pueden ver todos sus proyectos entre los que se cuentan casitas para niño, rincones de meditación, usos para casas rurales u hoteles, etc… incluso te ayudan a hacer tu propia casa aconsejándote sobre su instalación y creación. 

Más información: Baumraum

Vía: Freshome