Hoy en Decoración 2.0, hablaremos sobre los colores neutros e intensos. Recuerda que cualquier elección para pintar nuestras paredes es buena, siempre y cuando sabramos combinarlas perfectamente.

Estos colores o tonalidades se pueden aplicar tanto a las paredes, como hemos dicho, o al mobiliario, complementos, textiles, objetos decorativos… etc.

Los colores neutros pueden ser combinados perfectamente con tonos más intensos, de esta manera podremos lograr estupendas composiciones con acabados muy atractivos y gran protagonismo dentro de la decoración.

Podemos crear ambientes muy elegantes para distintas estancias tales como los dormitorios, el salón, la cocina, salita de estar… etc.

Si utilizamos un bonito color neutro siempre podremos hacer que destaque utilizando tonalidades más intensas… incluso estas tonalidades las podremos utilizar en mayor o menor cantidad… esto dependerá también de la estancia a decorar y del espacio que tengamos.

Si no te atreves a utilizar colores fuertes y vibrantes, siempre puedes incluirlos en pequeños complementos como jarrones, almohadones, alfombras… etc. Piensa que no tienes por qué utilizar los colores fuertes como el rojo en la pared, podemos realizarlo en pequeños estampados, en lámparas o cuadros.

Por último podemos destacar una sola pared del color fuerte que queramos, por ejemplo un azul, en color naranja, un bonito color marrón o negro… es una forma de añadir color sin necesidad de pintar toda la habitación, pues podríamos cargar demasiado el ambiente. Busca siempre cierto equilibrio, no satures los ambientes.

Como ves no es muy complicado aprovechar nuestros ambientes, con ayuda del color, para innovar de forma decorativa y añadir frescura a las estancias.