Los compostadores son un invento poco conocido hasta ahora, pero seguro que en poco tiempo se convierten en un elemento presente en muchos hogares. Se trata de una “máquina” que nos permite convertir nuestros desperdicios orgánicos en abono para las plantas.

En los tiempo que corren, el reciclaje se hace muy necesario, y si a ello le sumamos la necesidad del ahorro económico en la situación actual, se convierte en un utensilio muy útil. En realidad no son máquinas ya que no funcionan con ningún proceso mecánico, sino que siguen un proceso natural: la descomposición.

En esta especie de cajas podemos depositar los desperdicios orgánicos que se producen día a día en casa. Una vez allí sólo tenemos que esperar a que se produzca la descomposición. Los desechos se concentran y quedan aislados del exterior y ventilados, fomentando así que los microorganismos actúen y acelerando el proceso, que se puede acelerar incluyendo también gusanos.

No consumen energía alguna y son bastante económicos. Los hay de muchos modelos y tamaños, por ello también de varios precios. Este dependerá de la capacidad que tenga y se pueden encontrar compostadores de hasta 89 €, pequeños y de poca capacidad para producir poca basura.

En la web Compostadores.com podéis encontrar muchos modelos, desde los más grandes a los más pequeños, y en siguiente vídeo explican su funcionamiento y mantenimiento.

Más información: Compostadores