Ahora con el frío y las bajas temperaturas lo mejor es tener una buena alfombra en casa, bajo los pies. Es una excelente inversión que nos puede durar toda la vida…

alfombra-1

Pero las personas que hemos tenido alguna vez una alfombra sabemos lo difícil que es cuidar de ella, que no tengan manchas, limpiarlas… en fin. Tener una alfombra es tener un tesoro sobre todo cuando queremos hacer frente a las temperaturas invernales.

Si queremos cuidar bien de esta gran pieza decorativa ahí van algunos consejos que pueden seros de utilidad.

Algo que odian las alfombras es que se las pise… con zapatos. Acostumbrarse a descalzarse para caminar sobre ella nos ayudará a conservarla mejor y durante muchos años. Si no os queda más remedio que hacerlo con el calzado puesto, intentad limpiaros la suela de la suciedad de la calle antes de entrar en vuestra vivienda.

Para las inevitables motitas que caerán encima de la alfombra, por ejemplo de pan o polvo podemos quitarlas con una aspiradora que elimine cualquier rastro. Debemos de limpiar la alfombra con cierta asiduidad.

Las manchas que caigan, de salsas o cualquier otro líquido… aunque no se noten mucho deberíamos de deshacernos de ellas antes de que se enquisten. Para ello con un buen quitamanchas o quitagrasas las eliminaremos en un momento.

Mantener una buena higiene y sacudir, de vez en cuando las alfombras, mantendrá las alergias a raya y garantizará la mayor durabilidad para vuestra pieza.

alfombra-pinocchio-1