En épocas de crisis (o recesión económica, como prefiráis) el ingenio se agudiza y las ideas surgen para aprovechar los recursos que tenemos a mano. Por ejemplo, ahora no es buen momento para gastar dinero en decoración ya que el monedero se tambalea y podemos utilizar esos ahorrillos en otra cosa.

Una buena idea es la de restaurar una lámpara en lugar de comprar otra nueva, bien porque esté vieja, porque ya no te gusta o porque no encaja en la decoración. Con unos sencillos consejos y muy poco materiales podreis realizarla, solo necesitais: pantalla de una lámpara vieja, stencil, cinta de enmascarar, pincel de sponaj y pintura acrílica negra.

Primero debemos ubicar el stencil con el diseño que hayamos elegido, lo colocamos bien y lo pegamos con cinca de enmascarar.  Luego pintamos ese estencil con la ayuda de un pincel esponja y de la pintura acrílica negra y retiramos antes de que se seque.

Después de esto también podemos decorar la pantalla con tiras de borlas que pegaremos en los bordes con adhesivo universal, y con cuidado de que no quede ningún rastro de pegamento. Esta última opción puede utilizarse o no, ya que con el stencil también quedaría bastante bonito. Por supuesto que los colores aplicados pueden variar en función del la lámpara y de la decoración.

Vía: imujer.com