Dormitorio en blanco y negro

No hay colores más elegantes que el blanco y el negro, sobre todo cuando se trata de decoración para el hogar. El contraste entre estos dos colores tiene sin duda varias ventajas, además de una estética muy definida.

Las ventajas de la decoración de un dormitorio en blanco negro son evidentes; puedes cambiar drásticamente el aspecto de una habitación. Para empezar, ofrece una estética muy elegante. Además, el color blanco transmite la sensación de amplitud e higiene.

Podemos hacer muchas combinaciones entre estos dos colores en una habitación, las que se nos ocurran. Nunca desentonarán.

Por ejemplo, si una habitación está decorada sólo en blanco y queremos destacar la presencia de algunos accesorios, elegiremos accesorios en color negro, para crear el contraste.

Un consejo: que la ropa de cama no sea negra, porque reduciría la sensación de espaciosidad que ofrece la cama, que parecerá más pequeña. Además la habitación no resultará tan luminosa.Por la misma razón ni las cortinas ni las paredes deben ser de color negro, a no ser que busques un estilo gótico.

También puedes utilizar el color negro para gabinetes pequeños e incluso armarios. Aunque si decides poner un armario de color negro, colócalo en el último rincón de la habitación.