En 1958 George Nelson diseñó una mesa de escritorio para la empresa Herman Miller y ahora, 50 años después, este clásico ha sufrido una revisión para adaptarse a los tiempo modernos aunque manteniendo su esencia original.

Está realizado en madera de nogal con cajones de plástico, patas de acero cromado y cuatro compartimentos de almacenamiento en madera de diferentes colores.

Tiene un aspecto muy juvenil y, aunque no podemos decir que sea de grandes dimensiones, en la era de los portátiles eso no preocupa demasiado.

Más información: Herman Miller, Hive

Vía: Furniture Fashion