El lejano oeste se ha trasladado hasta la ciudad alemana de Frankfurt para ofrecernos los diseños más salvajes del Farwest. Desde allí el estudio Stolen Wood basa sus productos y colecciones en las viejas historias de pistoleros, indios y baqueros, de la peleas en un viejo Saloon y de las partidas de vacas y bueyes alcanzados con un lazo. Precisamente el lazo es el protagonista de nuestro post.

A pesar de la poca rigidez que tiene una cuerda, esta es capaz de sujetar la ropa como si de un truco de magia se tratase, pero ni David Coperfield ni ninguno de sus compañeros tienen nada que ver aquí. El secreto se encuentra en el acero, material que vertebra el perchero.

Más información: Stolen Wood

Vía: Yanko Design