A veces la necesidad de una escaleras es un problema que nos quita espacio y con el que tenemos que lidiar a la hora de decorar. Eso era hasta ahora porque el diseñador Aaron Tang ha creado un novedoso sistema que permite expandir y recoger la escalera ajustándola contra la pared o colocándola para utilizar. Su nombre es Wall Stairs (algo así como “escaleras de pared”).

wall-stairs2

¿Cómo? Pues a través de un novedoso mecanismo creado con pistones que permite que las escaleras y los peldaños se muevan y queden pegados contra la pared, haciendo casi desaparecer la estructura. Cuando necesitemos subir o bajar las escaleras sólo tenemos que volver a expandirlas.

wall-stairs

Por ahora parece un prototipo y una idea de la que quizá pocos se fían pero quién sabe si estas pueden ser las escaleras del futuro.

Más información: Aaron Tang

Vía: The design blog