Las ideas frescas nos cada día desde Internet de la mano de nuevos diseñadores o simplente de las mentes prolíficas de personas con gusto por la decoración.

Esta es una de las mas sencillas que he visto hasta ahora ya que con dos simples movimientos podemos convertir una percha en un estanta, para libros o para lo que necesitemos en cada momento.

La percha debe ser de alambre, de lo contrario no podremos manejarla. Cambiamos su forma triangular por la forma cuadrada y después la doblamos hacia arriba para crear el soporte. Ya está!

¡Manos a la obra!

Vía: Pop Sugar