Nuestra hija  crecerá y dejará de adorar sus peluches, o al menos ya  no le serán tan atractivos como elemento de la decoración de dormitorio. Es lógico y en el caso de la decoración de dormitorios para niñas hay que asumir que en un momento dado, van a dejar de lado los juguetes y desearán otras cosas que se integrarán a la decoración, por ello la importancia de hacer más versátil la decoración cuando se decora la habitación de la  niña.

Hoy te traemos algunas ideas para decorar habitaciones de adolescentes, en las que se recurre al máximo colorido de la pintura de pared y del papel tapiz si es el caso. Ya nuestra niña convertida en casi una señorita tiene más cosas que guardar, los libros y las celebridades pasan a formar parte de su entorno, así que integrar una librera a la decoración, o utilizar afiches sin excederse imponen el toque juvenil que ella quiere disfrutar en su habitación.

Hay que hacer espacio para decorar la habitación adolescente, con un espejo. Un gran espejo se torna indispensable para la dueña del dormitorio y es parte de la decoración que nos favorece, entre más atractivo, mejor. Ya puede colocarse en el suelo o colgarse de la pared, un espejo de cuerpo entero que no necesariamente sea del color de la habitación para así poder darle mucho uso y no cambiarlo cuando a su paso a la juventud, debamos hacer más cambios.

Los complementos de decoración como cortinas y lámparas son muy adecuados para cambiar la decoración cuando no queremos pintar todo de nuevo, podemos dejar de lado los motivos infantiles para elegir colores sólidos vibrantes muy atractivos para las chicas como el morado, el azul, el verde. Cuando se decora el dormitorio infantil, se recurre a gran cantidad de objetos, todo lo contrario con el dormitorio de nuestra chica que  será más “minimalista”. Para que te inspires en cambiar la decoración del cuarto de la niña, estas imágenes.