Ya queda poco para que termine el verano pero todavía tenemos tiempo para organizar alguna cena al aire libre, en un jardín, creando un ambiente íntimo con la luz de las velas. Para que esa iluminación sea más especial y decorativa también puedes crear tu mismo unos bonitos candelabros muy sencillos de hacer: reciclando frascos y tarros de cristal.

Por ejemplo, busca frascos de cristal que tengas por casa y consigue pintura para bombillas. Una vez que tengas decididos los colores ya puedes poner manos a la obra. Coge los frascos de que dispongas y píntalos por dentro con brochazos desiguales, dejándolo secar después. En el interior podrás poner una vela que iluminará diferente en función del color aplicado. Puedes hacer todos del mismo color o de varios diferentes.

Otra opción es dejar el tarro sin pintar y decorar su interior. Con pequeños cantos rodados y un velón tendremos una “lámpara” original y con un aire rústico.

Si tienes más tiempo, y paciencia, también puedes decorar con dibujos o motivos  cualquier tarro como los que vemos en la imagen de la derecha. Uno de ellos es un yogur Danone de cristal decorado con rombos y con una pequeña vela en su interior.

Vía: imujer.com