Karma Chair es una pieza creada por Jeffrey Wollenzien pensando en la comodidad y la simplicidad. Se trata de un sillón ergonómico que forma su estructura con dos piezas exactamente iguales.

Originalmente van separadas pero se pueden unir mediante una endiduras situadas en ambos extremos de cada pieza. Haciendo un símil podríamos decir que son botones de acero que abrochan ambas partes para mantenerlas unidas, y que se pueden poner y quitar con facilidad.

Karma Chair está fabricada con chapa y bambú, y con un diseño muy original que casi tiende a la inspiración étnica.

Vía: Yanko Desig