Es temprano en la mañana y no puedes dormir más que cinco minutos adicionales, contando con que tardarás un poco menos en la ducha y te tomarás el café negro, sin leche y sin azúcar. Tienes muchas cosas que hacer antes de ir a la oficina, como por ejemplo enviar a los niños al colegio y poner la ropa en la lavadora, pero quieres dormir solo un poco más, unos minutos… por cierto, qué hora es? Buscas entre las sábanas el reloj de mano que usas, y no lo encuentras; exploras la mesa de noche para localizar el despertador que en pocos minutos empezará a sonar, pero se habrá caído al suelo. Quisieras tener un reloj pegado a tu cama, para poder ver que tanto te queda por dormir y así negociar algo de sueño. Fijo, en la cabecera, fácil de leer, constante y silencioso.

9emily-furni

El reloj despertador EMILY, de la casa de diseño canadiense FURNI, es el accesorio perfecto para tu habitación. En este diseño de apariencia retro, el reloj, elaborado en madera de nogal, está enmarcado en una caja de aluminio pulido con esquinas redondeadas. El marcador de hora rememora los clásicos digitales de números rojos, pero incorpora la tecnología eléctrica LED. Además tiene un bellísimo sonido, que seguramente no te irritará a la hora de abandonar los sueños y afrontar la realidad. Viene con instalador para pared, mide 9 x 6 x 6 cm. y se puede encontrar en la página web http://furni.myshopify.com.