La sensación de tener solo quince minutos para hacer algo me es tan usual como la de no alcanzar a terminar las cosas que tengo que hacer perfectamente pero siempre mejor que bien. Llego tarde 15 minutos, ocasionalmente, y la verdad trabajo mucho mejor bajo presión que cuando tengo semanas con sus días para hacer los deberes. Creo que si tuviera la capacidad de hacer las cosas con premeditación terminaría haciendola tantas veces como el tiempo me lo permitiera. Mi reloj natural me advierte cuando es momento de empezar con algo y cuando ya es demasiado tarde.

Imagen 8

Para no llegar tarde a nada o por lo menos darme cuenta de que voy fatal de tiempo en un reloj con mucho estilo recomiendo el uso del reloj BLACK & WHITE del diseñador Su diseño es muy particular, son solo las figuras, sin marco ni soportes, que dan la hora más exacta. Cada pieza contiene en si misma su reserva de energía para funcionar y se puede controlar independientemente. Por esto, cada dígito puede localizarse en la superficie deseada, sin tener que estar juntas ni separadas por completo. Un sensor de luz hace que las la luz de cada pieza sea negra en el día y blanca en la noche.

Imagen 9

Cada figura mide 6 cm x 11 cm x 10 cm, están elaboradas. Están fabricadas en policarbonato blanco traslúcido y las bombillas son de tecnología LED. Las baterías son de litio, recargables y ionizadas. El reloj se controla manualmente, tiene una gran variedad de modos, sets y tiene una tecnología táctil. Mayor información en la página Web kibardindesign.com