Incorporar elementos de la naturaleza a nuestro hogar, es una gran idea. No solo abogamos por piezas ya diseñadas e inclusorias de una temática natural para las viviendas, sino que es de vital importancia el acercamiento con los objetos que la naturaleza nos brinda.


Algunos ejemplos seleccionados muestran cómo podemos disfrutar de ciertos elementos, como ramas de árboles, que nos otorgan una belleza única.

Son muchos los elementos que podemos introducir en nuestra casa a modo de decoración o buscándoles una función, apta para nuestras necesidades.


De esta manera se convierten en algo más que un objeto decorativo, un artículo funcional de belleza incalculable.


En el primer ejemplo podemos ver como la “simpleza” de una rama se convierte en una bandeja o apoyo que nos ayuda a disfrutar de un relajante y romántico baño… a la luz de las velas.

Únicos e inigualables separadores de ambientes se han realizado en esta vivienda con elementos muy sencillos.


Sencillas flores podemos convertirlas en hermosos arreglos florales para adornar nuestras mesas y nuestro hogar.


Como podemos ver son muchas las formas decorativas y funcionales, en las que introducir la naturaleza en nuestras vidas. Si te encanta los elementos rústicos, la simpleza y la belleza de la tierra, aquí te dejamos algunos ejemplos para que disfrutes y quién sabe… quizás te demos alguna idea.