De la mano de Carlos Motta, conocimos lo usos que se le pueden dar a las maderas que la mar arrastra hacia la orilla. Ahora Carl Woodland nos enseña otra forma de aprovechar las ramas que arrastra la marea.

La forma original de los troncos es respetada en muchos casos y moldeada sólo en parte para conseguir la estabilidad que necesita una mesa. Después pondremos un tablero de cristal, con el que tendremos nuestra mesa y nos permitirá apreciar la madera que hay debajo.

Las maderas son tratadas químicamente, decapadas con arena y enceradas a mano para obtener el resultado final. Además de mesas, Woodland también realiza otros objetos como este precioso espejo con el marco de madera perfectamente tratada y ensamblada.

Vía: Home Improvement Ideas

Más información: Carl Woodland

  • Otto

    Una idea preciosa e ingeniosa!!, me encanta.

    Un saludo y gracias por la web.

  • Joan Parera

    Quisiera ver modelos de mesas hechas con troncos naturales.