Tras ver este mueble en No puedo creer… no sabía si era una broma o realmente era un mueble. He descubierto que era un mueble y tras ello me he dispuesto a comprobar si era un prototipo que todavía no estaba en producción o un productos que ya esta disponible en el mercado y para mi sorpresa he descubierto que está a la venta.

Se trata de un curioso zapatero completamente fuera de lo normal. Es el que recoge nuestro calzado cuando entramos en casa y lo lanzamos al aire de una patada. Ya no tendremos que desconchar paredes ni rozar muebles porque cada uno de nuestro zapatos ira directo a esta estructura de madera y nylon.

Es un mueble fabricado en madera de roble y con cerdas de nylon parecidas a las de un cepillo de dientes. Al lanzar el zapato éste quedara incrustado entre las cerdas que amortiguarán el golpe. En el fondo tiene instalados dos tubos fluorescentes (28 W) que hacen más fácil la tarea de encontrar los zapatos y también iluminan el recibidor.

Es una edición limitada diseñada por Matthias Furch y Kai Ertel para Magazin y se puede adquirir por 1.980 €, un poco caro la verdad. Además la página para hacer el pedido está en alemán. Según están las cosas con la crisis nos conformaremos con imaginarlos en nuestro recibidor.

Más información: Magazin