Minimalismo y personalización son las dos palabras que definen el nuevo modelo de televisor lanzado por Philips. Tal y como nos tiene acostumbrados la empresa, su nuevo televisor incorpora la último en tecnología con un diseño a la última.

Su nombre es Philips Flavors y en el se aplica el concepto de tecnología amiga y de sentidos. A nivel estético, destaca la posibilidad de intercambiar carcasas de forma sencilla (hasta 12 diferentes para elegir). Sin ellas el diseño sigue siendo elegante y minimalista, incluido el mando a distancia que está en consonancia con el televisor. La personalización va un paso más allá en el menú de pantalla: se puede seleccionar el color del menú en función del color que tenga el marco de pantalla.

Incorpora un sistema para colgar en la pared (además de la versión con pie) y un compartimento para guardar cables. En cuanto a los datos técnicos, la pantalla puede ser de 22, 32 y 42 pulgadas y un sistema de sonido Dolby Virtual.

Más información: Phillips

Vía: Xataca